27 May 2021

Última entrega de célula robotizada de pulido

Autopulit ha entregado a ABM una célula robotizada de pulido de 9 ejes, suministrada por Ellesco (nuestro representante en Gran Bretanya).

Este proyecto específico consistía en cumplir con la demanda de marcos laterales pulidos para un prestigioso vehículo 4×4.

“El cliente reconoció que la solución ideal sería una célula robotizada para conseguir la alta calidad constante que requerían sus clientes”, explica el director de automatización de ABM, Lloyd Jackson.

El desarrollo de la célula se llevó a cabo con ABM dirigiendo las discusiones, contando con las aportaciones de Ellesco y del Sr. Jackson, con un amplio conocimiento en materia de pulido que completó el cuadro. Desde el momento en que se hizo el pedido, el plazo de entrega no se retrasó ni un solo día, a pesar de los cambios que se hicieron a lo largo del proceso.

“No puedo quejarme del servicio ni de la asistencia prestados por Autopulit y Ellesco; trabajar con ellos me hizo confiar plenamente en que cumplirían sus promesas”, recuerda el Sr. Jackson. “El diseño de la célula es bastante sencillo -para qué complicarse demasiado si no es necesario-, pero es muy capaz de realizar el complejo trabajo que le pedimos, y está preparada para el futuro, ya que puede adaptarse a nuevos trabajos cuando este proyecto de siete años llegue a su fin.”

La célula consta de un robot ABB IRB 6700 de 6 ejes con una carga útil de 200 kg y un alcance de 2,6 m. Este robot se asienta sobre una vía ABB IRBT 6004 que le permite desplazarse hasta 2,7m. Las piezas se cargan en un intercambiador de dos estaciones capaz de albergar piezas de 950mm x 4.000mm.

El brazo del robot tiene acceso a cuatro herramientas de pulido accionadas por motor AC, cada una de ellas equipada con variadores, lo que permite un control preciso de la velocidad y la polaridad del disco de pulido, y también un acercamiento más fluido y adaptable cuando se trata de pulir piezas grandes.

Antes de empezar a pulir, el brazo del robot presenta cada disco de pulido a un sistema de calibración por láser, que calcula su desgaste y compensa automáticamente el programa con una tolerancia de ±0,1 mm para garantizar que se aplica la presión correcta. Una vez calibrado el disco de pulir, el robot lo presenta al distribuidor de pasta que aplica automáticamente una de las tres pastas.

Todo el sistema está controlado por un controlador IRC5 único y, una vez programado, el control reconoce cuál de los seis marcos laterales está cargado, por lo que todo el proceso se reduce a: cargar la pieza y pulsar iniciar ciclo.

El Sr. Jackson añade: “La célula Autopulit ha aportado ventajas significativas en muchas áreas de nuestra producción, entre ellas el ahorro de tiempo, la uniformidad, la salud y la seguridad. Cuando se pulía manualmente, se tardaba cuatro horas en completar un marco lateral. Ahora se ha reducido a 14 minutos, con 30 minutos adicionales de intervención manual con discos blandos.

“La célula puede funcionar 24 horas al día; no se cansa, por lo que la calidad es constante. La eliminación del pulido manual con disco duro también elimina el riesgo de que los operarios sufran vibraciones en el brazo. También tenemos flexibilidad, de modo que cuando se presentan nuevas oportunidades de negocio, tenemos los recursos para poder reaccionar rápidamente para suministrar artículos brillantes de aluminio y acero inoxidable de alta calidad y competitivos en cuanto a costes”.

“La instalación de la célula de pulido robotizada en ABM es un ejemplo de las sólidas relaciones que hemos desarrollado con nuestros socios industriales de toda la vida, como Autopulit; lo que nos permite resolver rápidamente los retos de fabricación de nuestros clientes”, afirma Guy Newton, director general de Ellesco.